15 de junio de 2024

Liberador News

Información Veraz y Oportuna

Por estas razones el CoDi ha fracasado como medio de pago, según estudio de Banxico

El uso del CoDi fracasó entre los mexicanos como medio de pago, debido a la pandemia por Covid-19, el alto uso de pagos en efectivo, la informalidad, el miedo al Servicio de Administración Tributaria y a la falta de líneas telefónicas con internet, reveló el Banco de México (Banxico).

“La pandemia ocasionada por el Covid-19 aceleró la evolución de otras formas de pagos electrónicos como el SPEI y los pagos con tarjetas, pero interrumpió el proceso de adopción de CoDi entre el segmento bancarizado”, de acuerdo con un estudio solicitado por Banxico a la empresa Tag Research, del que tiene  una copia Forbes México.

En 2019, el Banco de México lanzó como alternativa funcional de SPEI el sistema CoDi, buscando darle al mercado de sistemas de pago de bajo valor una alternativa eficiente, rápida y sin costo a través de la banca comercial.

Originalmente se estimó por parte de las instituciones financieras que en el primer año serían 18 millones de usuarios y 27.9 millones de operaciones al año a través del CoDi. Pero sólo fueron 3.8 millones usuarios y 100 mil pagos promedios diarios.

Al cierre del 2022, las estimaciones iniciales proyectadas por Banco de México aún se encuentran lejos de ser alcanzadas.

“Al cierre del primer año de lanzamiento se alcanzaron solo mil 569 operaciones diarias, para diciembre del 2023 se observaba un total de 10 mil 957 operaciones diarias, lo cual representa solo el 14 por ciento de las estimaciones del primer año”. 

“De continuar esta tendencia, le tomaría al Banco de México que hasta el 2031 se llegue a la estimación de operaciones diarias que se esperaba el primer año”, de acuerdo al estudio para hacer mejoras al proceso de adopción de los pagos a través del SPEI, en particular a través del sistema de solicitudes de cobro CoDi. 

Según la investigación encargada por el banco central, la población bancarizada señaló como inhibidores de uso el desconocimiento de que existe CoDi y aquellos que lo conocen no saben cómo realizar una operación de cobro o pago.

Agregó que no existe percepción de valor agregado al utilizar este método, ya que la población no está consciente de los costos financieros en los que incurre un establecimiento al cobrar con tarjetas.

Una parte de la población bancarizada ve como limitante que CoDi requiera el uso de internet, ya que más del 80 por ciento de las líneas telefónicas en México funcionan con prepago y una buena parte de la población cuida su consumo de datos. 

De igual forma observó que existen personas bancarizadas que tienen la idea de que, si realizan sus operaciones de manera electrónica, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público los fiscalizará por lo que prefieren realizar sus compras mediante efectivo.

En el año de lanzamiento de dicho método, 33 instituciones financieras reportaron operaciones de pago CoDi, mientras que para 2023 solo eran 30 los bancos que usaban esta forma de pago. BBVA es la institución financiera que más es usada para las operaciones de CoDi, le sigue Azteca, luego Bancoppel, CitiBanamex, HSBC, Banorte y Santander. 

Los bancos prefieren a Dimo

Tag Research recibió de los bancos entrevistados que la existencia de Dimo será más eficiente que el uso de CoDi, ya que es más fácil que un cliente recuerde su número telefónico para solicitar un pago que el generar un QR. 

Los bancos entrevistados sugieren que se debe promover que el uso de Dimo sea para transferencias persona a persona, mientras que CoDi debe ser para pagos entre comercios y personas.

“Sobre el futuro de CoDi, los bancos entrevistados coincidieron en que el uso de este método de pago se encuentra estancado y que, de no hacer cambios, este será desplazado por otros sistemas de pago. Algunos señalaron que incluso le ven más potencial al uso de Dimo de que CoDi y que es probable que este tenga una mayor tasa de adaptación entre los clientes”.

Algunos bancos coincidieron con la conclusión de que la adopción de CoDi se vio truncada, debido a la pandemia y posterior a la emergencia ya no se tuvo el mismo impulso.

Algunas de las instituciones bancarias consultadas señalaron que el alto uso de efectivo en México responde a la falta de una estrategia nacional efectiva que trate de regular o limitar el uso del dinero físico.

“Es sabido que la mitad de los empleos en México son informales por lo que es muy probable que estos trabajadores reciban su dinero en efectivo, pero también está una parte importante que, a pesar de recibir su salario a través de una tarjeta, suelen sacar el efectivo para realizar sus transacciones”, afirma la investigación del Banco de México.

“Comúnmente se citan casos de éxito de adopción de pagos electrónicos en otros países, pero estos cambios también fueron acompañados por políticas públicas que regulaban el uso del efectivo”.

Los bancos entrevistados resaltaron que en un país donde más del 80 por ciento de las transacciones se realizan en efectivo, es todo un logro que se comiencen a utilizar métodos electrónicos debido a la conveniencia, seguridad y eficiencia que ofrecen, explica la investigación.

Algunos señalaron que otra desventaja de CoDi es que este depende de que exista una buena conexión de internet tanto para la persona que cobra como para la que paga, situación que no siempre se presenta tanto en el país como en algunas zonas de las grandes ciudades. 

Además, se debe de tener en cuenta que el 82.5 por ciento de los usuarios de servicios de internet por celular lo hacen mediante métodos de prepago por lo que no siempre tienen disponibilidad de datos para generar un pago con CoDi.

“La principal sugerencia de los bancos para que CoDi crezca, es que sea relanzado con el ímpetu con el que fue anunciado en el 2019”, añadió Banxico. 

La campaña de relanzamiento

Como principal oportunidad de mejorar la adopción de CoDi entre la población bancarizada se sugiere lanzar una campaña de publicidad para darse a conocer con el segmento que desconoce la existencia de este método.

Se sugiere que el mensaje dentro de esta campaña no debe centrarse en resaltar los atributos del producto (interoperabilidad y pago de cero comisiones) ya que los grupos de enfoque mostraron que estos elementos no generan valor agregado al uso de CoDi. 

La campaña debe centrarse en destacar el estilo de vida moderno y tecnológico de ciertos segmentos de la población pues se encontró que los usuarios actuales de CoDi tienen un lifestyle en donde destaca el uso de tecnología, poco uso de efectivo y apertura de probar nuevas aplicaciones. 

Una parte importante de las próximas campañas serán dirigidas a un público joven (menor a 25 años),el cual es un nativo digital y suele adoptar la tecnología de una manera más rápida que el resto de las generaciones.

Para que la población bancarizada sepa cómo generar un pago, se sugiere la creación de GIFS animados que detallan paso por paso cómo se habilita una cuenta CoDi y cómo se realiza un pago. 

Por el efecto que se observó en la población que no utiliza CoDi, se puede plantear una campaña que invite a darse la oportunidad de pagar con este método de pago (‘hoy date la oportunidad de pagar con CoDi’) para que de esta manera el usuario viva la experiencia de uso.

Fuente: Forbes

About The Author